Quesos del Norte – Carlos Javier Valle Blanco

Quesos del Norte, conozca la historia de Carlos Javier Valle Blanco y su travesía como emprendedor.

La historia que le comenta su abuelo (paterno) sobre como inició en la venta del queso luego de ser ayudante de bus, es una de las razones por la cuál se inspira a iniciar Quesos del Norte.

Con esta historia nace la idea de llamar a la quesera en Managua, con C$350 y un megáfono compra 11 libras de queso y se va a masaya a vender ambulante junto a su fiel novia. Antes ya había intentado hacerlo en dos ocasiones con un amigo llamado Byron Vargas, pero ir de La Paz Centro a Managua llegaban a las 7 am y ya no había queso.

Ya súper desesperado, sin tener que hacer llamó a su papá y le dijo “Papá dame trabajo”, y así se fue de ayudante ganando C$250 diarios.

Para Julio del 2016 su abuelo consigue una camioneta Volkswagen de 1983, y es cuando surge la gran oportunidad de iniciar por su cuenta, su abuelo le presta dinero para comprar amplificador, batería y cambio de aceite de la camioneta.

El 17 de Julio de 2016, inicia con su primera etapa donde ahora su papá andaba de ayudante y el autónomo, ganando su primer día C$350. La camioneta duró un par de meses funcionando, se daño, el valor de la camioneta era de $1,300 + $230 (amplificador, batería y cambio de aceite) osea que Carlos tenía una deuda de $1,520

Luego su mismo abuelo le alquilaba una camioneta TOYOTA Diesel 2L en C$600 diarios, para que siga trabajando. Pasó trabajando 3 semanas hasta que chocó, y el abuelo ya no le alquilaba más. Y tenia que seguir pagando C$6,000 mensual de la camioneta anterior que estaba sin usar. (Volkswagen)

Luego de eso, con una camioneta dañada, con deudas y sin trabajar se sentía afligido, en la sala de su casa estaba casi llorando. Su papá lo vio y le dice que te pasa? “Nada, me siendo mal, estoy afligido”.

Su papá tenia un microbus DODGE, y le dice te gustaría el microbus para que trabajes y así pagues la camioneta y luego me pagas el microbus. Carlos “No lo podía creer, mi papá amaba ese microbus”.

Y con ese microbus inicia Quesos del Norte, inicialmente vendía 60 libras al día de manera ambulante con un amplificador, parlante, una grabación y un celular.

Luego le surge la idea de crear una página de facebook, a publicar en grupos de ventas y así comienza la venta no sólo ambulante sino que con envíos directos (Delivery).

En esta etapa su punto de equilibrio eran $500 ($200 Pago de Microbus, $200 Abono de una Moto + $100 en pagos de renta de Casa) Muchas veces su alimentación era un fresco con un pan, con tal de ahorrar para los abonos.

Lo que más le gusta a Carlos de emprender en este negocio es conocer lugares, conocer personas y no tener un jefe.

El próximo paso para Carlos es: en lo personal comprar su terreno, construir su casa y casarse. En el negocio (Quesos del Norte) tener varias rutas con el objetivo de tener algo más solido y generar empleo.

El consejo que Carlos envía a los que están emprendiendo o desean emprender es que no pierdan el ánimo, cada caída es un aprendizaje.

Escucha de primera mano la narración de Carlos y sus inicios.

Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte Quesos del Norte

 

Comentar