Adolfo Méndez Orgullosamente Paceño

Biografía realizada por Revista Koyné La Paz Centro.

Adolfo Méndez (60 Kgs., peso ligero)
Juegos Olimpicos 1984. (Representando a Nicaragua)
Adolfo Méndez inicio a prácticar el boxeo a los 13 años, aunque su mamá no estaba de acuerdo que prácticara este deporte ella nunca dejó de apoyarlo. Adolfo Méndez cursó sólo estudios primarios (hasta sexto grado) "desde niño mire las peleas de Alexis Argüello y me alegraba verlo, después de ver una pelea me ponia a prácticar yo sólo hasta que por donde vivia (barrio el calvario, León) comenzé a ir a la escuela de boxeo Ñambito Blanco".

Aldolfo se desempeño como un boxeador de golpes precisos, fue muy disciplinado en cuento a entrenamientos y presentaciones, eso y su poder de pegada lo llevarón a participar en juegos panaamericanos, representó a Nicaragua en Rusia, siempre que fue a eventos intenacionel nunca dejó de traer medallas, fue medallero eterno en copas y torneos regionales; comento a Koyné que en los años 80 se realizaba en nuestro país la copa Sandino donde siempre sobresalio tanto asi que fue selecionado para ir a las Olimpiadas en la ciudad de los Ángeles (Estados Unidos) en el año 1984.

En las olimpias se enfrentó con grandes del boxeo, como Pernell Whitaker, quien en los años siguientes fue cinco veces campeón mundial, Méndez no le ganó a Whitaker en esa ocación, pero eso produjo ofertas muy buenas para su carrera boxísticas. En los Ángeles California (Estados Unidos), después de su enfrentamiento con Whitaker, el promotor estadounidense, Bob Arum, le ofreció quedarse y apadrinarlo. Pero Méndez no acepto las ofertas. El hombre le saltó con un frase con la que hoy coincide más que nunca "Te vas a arrepentir".

Le preguntamos a Méndez por qué no aceptó la propuesta tremenda de este promotor "Porque sí me quedaba me iba a sentir como un vende patria, y yo no quería eso, pero sinceramente me siento mal porque las autoridades no me han ayudado en nada, sobre todo ahora que más lo necesito".

En 1988 con su impresionante record con 4 medallas de oro en los panamericanos y más de 12 medallas en la copa Sandino, el ministerio de deporte lo declaró atleta del año. Méndez quería una recompensa material como la que le habían dado en 1986, que le dieron un televisor, una plancha y una cocina.

Adolfo Méndes tuvo un accidente de tránsito en el kilomentro 70 carretera nueva a León. Debido a este accidente perdió varios de sus recuerdos ya que el accidente afectó su cerebro. Este accidente fue en el año 2001, no tenemos la fecha exacta, Méndez no lo recuerda sólo recuerda que su compañero que viajaba con él en una camioneta color roja murió un mes después estando en el hospital Oscar Danilo Rosales.

Hoy adolfo Méndez a sus 50 años de edad se lamenta por el poco apoyo que recibió, puesto que él pudo ser un grande del boxeo nicaragüense. Apremiado por la pobreza empezó a desligarse del boxeo. Por $300 (trecientos dolares) fue mensajero en la embajada de Francia y después emigró a Costa Rica y trabajó como vigilante por varios años.

Adolfo Méndez siempre fue frágil con sus sentimientos, a la separación de su esposa a finales de los 80, le sucedió algo trágico: el fallecimiento de su hija que murió ahogada. Todo eso lo puso mal, no volvió a ser el mismo. En el año 2004 fue sentenciado por un juez de La Paz Centro a 2 años de cárcel "por daños a la propiedad y maltrato psicológico" en contra de su ex-esposa.
Adolfo entrenando el la cárcel de Chinandega.

Ahora méndez trabaja en un tejar, y vive en la casa de su mamá aquí en La Paz Centro, "Ahora me arrepiento de no haber estudiado, uno creé que siempre va a vivir del deporte, a los jovenes que les gusta el deporte les aconsejo que sigan entrenando pero nunca cometan el error que yo cometí, estudien, prepárese eso les va ayudar mucho, y sobre todo busquen de Dios, le doy gracias a mi madre por el apoyo que me brindó y me sigue brindando, y a Dios por la oportunidad que me dio de vivir, después de ese trágico accidente".

Realmente Adolfo Méndez con todo lo funesto y doloroso que pasó fue un grande del boxeo a pesar que eso no le produjo riquezas materiales, él y su familia se sienten satisfecho de lo que logró como boxeador. "Ahora me siento mal por los errores que cometí como hombre quisiera remediar eso, estoy trabajando para ayudar a mi madre y a mi hijo, les agradezco a ustedes por tomarme encuenta, les deseo exitos con esta revista, recuerden hay que estudiar no dejen que les pase lo mismo que a mi".

Palabras finales dichas por Adolfo Méndez Ezquivel, al equipo investigativo de Revista Koyné.

Comentarios

Popular Posts

La carretanagua - La carreta nagua Leyenda Nicaragüense

El Cadejo - Leyenda Nicaragüense - El Cadejo Blanco y el Cadejo Negro

Ladrillos La Paz Centro – Cómo se Hacen y Dónde Comprar Ladrillos