LA PAZ CENTRO, DE PUEBLO A CIUDAD

Tema contenido en el Libro La Paz Centro Ayer, Desarrollo, Sociedad, Tradiciones.
Lic. Reynaldo H. Linarte
Escritor e Historiador

El 24 de Octubre de 1869, el presidente conservador Fernando Guzmán pone  fin a la guerra organizada  en su contra  por los Ejércitos Aliados Libero-Conservadores firmando un Tratado de Paz  en Pueblo  Nuevo  bajo un frondoso árbol de Guanacaste ubicado en los alrededores del predio donde hoy está el edificio que  se conoce como La Estación del Tren.  Producto  de este Tratado de Paz,   en La Gaceta, Diario Oficial,  No. 90 del año VIII, el 26 de Febrero de 1870,   el Gobierno Conservador emite un  Decreto en el que ordena el cambio  del nombre de Pueblo Nuevo,  por el de  Villa de La Paz.  


En el año 1969,   al cumplirse cien años de la firma de ese Tratado de Paz  y   siendo Alcalde Municipal el señor Encarnación Toruño Maldonado propone  ante la Asamblea Nacional  elevar el  pueblo a categoría de ciudad.  Dicha propuesta tiene  todo  el respaldo del diputado liberal Francisco Argeñal, conocido entre sus correligionarios    como “Pancho Papi”, quien además de brindar  decididamente  todo el apoyo a la solicitud del Alcalde Toruño  se preocupa por convencer al resto de diputados de la Asamblea Nacional para que aceptasen   la propuesta de elevación a ciudad,   ya que algunos se oponen      y hasta vulgarizaron  a la comisión de paceños encabezada por dicho Alcalde,   contestándole   que La Paz Centro era un pueblo desgraciado que no  merecía ser ciudad y que ni bonitas calles tenía.  Logrado  el consenso de aprobación  entre los restantes congresistas  de la Asamblea Nacional,   el diputado  Argeñal “Papi”  facilita con gestión  y   recursos económicos la celebración del Centenario del Tratado de Paz  motivando a la comisión de  paceños que le visitaron la  realización de  un acto trascendental, sugiriendo elaborar además  una propuesta organizativa de la actividad protocolaria   que consistía entre otras cosas,  en la formación de un Comité Cívico Pro-Celebración del Centenario,  la presentación de  la nomenclatura de  calles y avenidas con nombres de personas    que hubieran contribuido a elevar el perfil del pueblo y   reconocimiento oficial  a destacadas personalidades que con su ingenio y creatividad contribuyeran al desarrollo de la población.

El Comité Cívico Pro-Celebración del  Centenario se  propuso  investigar en documentos olvidados del archivo de la nación  el acontecimiento nacional del Tratado de Paz de 1869  para darle contenido  histórico profundo y  urgió el  involucramiento de la población haciendo masiva su participación. Entonces se hicieron los preparativos. Se escogió como día trascendental y solemne de realización del evento el 24 de Octubre de 1969. Se eligió como Novia  del Centenario a la joven maestra María Auxiliadora Padilla Saravia,   realizándose  otros  actos protocolarios.  Ese día,  en la iglesia parroquial  el cura párroco Diego Roger Urcuyo  ofició misa solemne en Acción de Gracias.  Se nombraron   Hijo  Dilecto  de la ciudad  al profesor Justo Pérez Mora  por su empeño personal de llevar   la educación primaria hasta sexto grado en el municipio;   al Doctor Gustavo Téllez Lacayo, destacado médico radicado en el pueblo y  ex Alcalde Municipal;  y  al señor Matilde Toruño Maldonado, por su carismática  filantropía en el anterior  desempeño de su gestión como Alcalde Municipal.  La profesora  Conchita Berrios  Medrano,   Directora de la Escuela de Niñas fue condecorada por sus méritos como Maestra Abnegada del municipio igual que el señor Antonio Abarca Linarte, nombrado Caudillo, por su tenaz preocupación de  organizador en  eventos taurinos durante   las fiestas patronales. 

Se organizó la primera feria de cerámica en barro, otorgando a la ya destacada artesana Amanda Guzmán un diploma  como la Mejor Ceramista del Municipio. A los anteriores y otras personalidades destacadas del municipio se les condecoró con pergaminos y valiosos recuerdos en un acto central donde fue invitada especial la señora Jesús  Meza, de 115 años de edad,  considerada la persona más anciana del municipio.  Luego  el numeroso cortejo encabezado por las  autoridades municipales, el cura párroco local Diego Roger Urcuyo  y las distinguidas  personalidades   homenajeadas  develizaron  un pequeño “Monumento a La Paz”, cerca de la antigua Estación del Ferrocarril donde se firmó  cien años antes el “Tratado de Paz”;   recorrieron     el pueblo    bautizando  las principales calles y avenidas con el nombre de esos  prominentes ciudadanos paceños homenajeados,  colocando en muchas casas     placas de madera cuya nomenclatura contenía  leyendas alusivos al evento realizado.   La calle  de la entrada principal o Calle del Puesto en la ahora ciudad recibió el nombre de avenida del Centenario; la del Centro de Salud, avenida Dr. Gustavo Téllez Lacayo; la que va a la loma,   recibió el nombre de Avenida  San Nicolás de Tolentino;  la antigua Calle Real, recibió el nombre de   Prof. Justo Pérez Mora y la calle de la Escuela General Somoza empalmando con la del  cementerio general,  recibió el nombre de Calle Matilde Toruño.  Construyeron una barrera de toros ofreciendo al pueblo una espectacular presentación taurina gratis   montando los más grandes y bravos toros de la hacienda El Tamarindo.  Las  cisternas del Cuerpo de Bomberos de León,   sonando bulliciosas  sus sirenas y las carretas engalanadas cual   carrozas típicas recorrieron las calles  adornadas    con árboles de roble  recién sembrados para  esa ocasión,  y   atiborradas con gente  del pueblo que se desbordó ante tal acontecimiento. 

En la esquina noreste  del  parque central se plantó un árbol de teca y en otro extremo un árbol  de llama del bosque.  Por la noche se realizó una fiesta popular y como máxima expresión de simbolismo en un momento determinado  apagaron las luces del pueblo quedando iluminado  el parque con pequeñas teas de ocote.    Algunos miembros que participaron en el Comité Pro-celebración del Centenario,  fueron, Encarnación Toruño, en calidad de Presidente Honorario,   Carlos Padilla, Danilo Mayorga, profesora Leticia Osorio, profesora Ma. Luisa Espino, Oscar Berrios Ocampo,  Abner Solís “Puchungo”, entre otros.

Las gestiones del Alcalde Toruño tuvieron éxito  y el Decreto de elevación a ciudad  fue aprobado y  publicado en La Gaceta, Diario Oficial,  Número 253, el 04 de  Noviembre de 1969.  A partir de este momento se oficializa por primera vez  el último  nombre de  La Paz Centro, que ese día dejó de ser pueblo para ser ciudad.  Dicho documento dice textualmente:

El Presidente de la República
A sus habitantes
Sabed:
Que el Congreso ha ordenado lo siguiente:
Decreto No. 1632
La Cámara de Diputados y la Cámara del Senado de la República de Nicaragua,

Decretan:
Arto. 1-Elévase a la categoría de ciudad el actual pueblo de LA PAZ CENTRO, del Departamento de León, para que goce de todos los privilegios que se conceden a todas las ciudades.
Arto.2-Esta Ley empezará a regir desde la fecha de su publicación en La Gaceta, Diario Oficial.
Dado en el Salón de Sesiones de la Cámara de Diputados. Managua, D.N. 15 de Octubre de 1969- Orlando Montenegro M., D.P. César Acevedo Q., D.S.- Olga N. de Saballos, D.S.
Al Poder Ejecutivo. Cámara del Senado, Managua, D.N., 23 de Octubre de 1969.-Humberto Castrillo M., D.S. –Pablo Rener, S.S. –Ernesto Chamorro P.,  S.S.
Por tanto: Ejecútese. Casa Presidencial. Managua, D.N., veinticuatro de Octubre de 1969.- A. Somoza, Presidente de la República.-M. Buitrago Ajá, Ministro de la Gobernación.

Comentarios

Popular Posts

La carretanagua - La carreta nagua Leyenda Nicaragüense

El Cadejo - Leyenda Nicaragüense - El Cadejo Blanco y el Cadejo Negro

Ladrillos La Paz Centro – Cómo se Hacen y Dónde Comprar Ladrillos